Mis Primeros Cuentos
TuWeb
Mis Primeros Cuentos
Cuentos de toda la vida
Un Cuento Interncional
Cuentos Motores
Sobre la navidad
Fabrica de Marionetas
Poesía
 
Mis Primeros Cuentos


Hola a tod@s!! Me llamo Gabriela y soy estudiante de Magisterio de Ed. Infantil en la Facultad de Ciencias de la Educación (Puerto Real- Cádiz).
En una asignatura me pedían crear una página web con el tema que más nos gustara y yo pensé: <<que mejor tema que LOS CUENTOS>>
Es un tema universal y que yo, como futura maestra, trataré muchisimo. Pero no quiero ser la única, espero que todo el mundo siga leyendo o contando, a los más pequeños, las aventuras de "Los Tres Cerditos", "Caperucita Roja", "La Bruja Piruja", etc. que sigan soñando en hadas, princesas o duendes... porque los cuentos son los que nos hacen mantener la inocencia y la niñez viva.

También podremos disfrutar de un cuento internacional concretamente de la zona del Caucaso y de una sección donde explicaré qué es un cuento motor y os pondré un ejemplo. Finalizaré con una exposición de marionetas porque, aunque no lo parezca, pueden incluirse en cualquier relato.
Ahh! y como olvidarme de una pequeña sección que tratará la navidad y por último, algunas poesías (que aunque no sean cuentos también me parecen interesantes y sobre todo la temática de las que he elegido)



Foto

Mi primer cuento fue:

Mi primer cuento fue "Los Tres Cerditos", y jamás olvidaré como se lo pedia ha mi madre, profesora, etc. que me lo contarán.

"LOS TRES CERDITOS":

Erase una vez, tres cerditos que un buen día decidieron hacer su propia casa para tener un seguro y confortable hogar, como todo el mundo.
Uno de ellos, decidió construir lo más rápidamente posible su casita, para poder jugar durante todo el día, y se la hizo de paja y heno. Pero en ese momento llegó el lobo y le gritó:
- ¡Abreme la puerta cerdito!
- ¡Marchate de aquí! ¡esta es mi casa!- contestó el cerdito.
Al oir estas palabras, el lobo sopló con todas sus fuerzas y la casa se deshizo en pocos segundos. Corre, que te corre, el cerdito llegó hasta la casa de su hermano. Cuando este le vió llegar, abrió rápidamente la puerta y le dejó pasar.
- ¡Entra deprisa! ¡no te preocupes! ¡aquí estarás seguro, la casa es de madera!
Entonces, el lobo se dispuso a derribarla. Tenía que hacer un gran esfuerzo pero, valía la pena. Llenó los pulmones de aire, sopló y resopló con más fuerza que nunca derribó la casita.Los cerditos no salían de su asombro.
- ¡Corramos, corramos!- gritaron asustados.
Y se fueron a casa del otro hermnao, que era un cerdito muy trabajador.
El lobo los perdió de vista y buscó y buscó por todos los rincones del bosque.
Mientras el tercer cerdito, acababa de terminar su casa y reia satisfecho, pues había quedado fuerte y confortable. Entonces, vió que llegaban sus dos hermanitos.
- ¡Qué desgraciados somos, hermano!, el lobo ha deshecho nuestras casas de un soplido.
Pero el lobo llegó finalmente hasta la casa del cerdito trabajador, sopló y resopló hasta agotar sus fuerzas. Aquella casa podía resistir hasta un huracán. Estaba tan fatigado que tuvo que descansar.
- ¡Buf! ¡qué rabia!, esta casa no hay quien la mueva-. Mas el lobo no se dio por vencido.
- ¡Bajaré por la chimenea y, veremos quién es el más fuerte!
Sin embargo, el cerdito trabajador, que pensaba en todo, tenía una olla preparada, con agua hirviendo y, cuando el lobo descendió...
- ¡Ahh! ¡sácadme de aquí! ¡qué me quemo!- vociferaba rabioso intentando no caer dentro de la olla.
- Nos hemos salvado gracias a tí, hermanito! Tenías razón. Hay que trabajar, no es bueno ser perezoso. Siempre queda tiempo para el juego y la diversión!- afirmaron los cerditos saltando de alegría.


imagen